05/07/2011

SIGUIENTE
La Práctica de la Conciencia El conocimiento de que la conciencia varía y que podemos aprender a controlar esa variación es la llave para aprender la práctica y teoría de la conciencia. Esta práctica está basada en el simple esfuerzo de estar atentos a nosotros mismos en nuestro medio ambiente. La teoría de la conciencia se plasma como resultado de la práctica y sirve como un mapa para guiar prácticas futuras. Introducción Por lo menos diariamente experimentamos la variación de nuestro nivel personal de conciencia. Por ejemplo, podemos verlo cuando nos despertamos por la mañana. Salimos de un estado de sueño y progresivamente comprendemos que estamos en la cama, luego que es sábado por la mañana y así sucesivamente. Es algo con lo que estamos íntimamente familiarizados, pero antes de encontrarse con este juego de ideas, no atribuya particular importancia a ello. Podemos tomar algunos de estos recuerdos de conocimiento pasivo, y hacer algún esfuerzo para explorarlos. Si usted quiere un reto, trate de ser consciente de sus músculos faciales cuando usted quita su frazada por la mañana. Podemos efectuar un cambio en nuestra conciencia intentando estar más concientes, observando, por ejemplo, que cuando escribimos o hablamos nuestros hombros tienen una cierta tensión, nuestra postura asume una cierta actitud, estamos sintiéndonos intranquilos o alegres, nerviosos o cómodos. Agregando cada vez más temas a nuestra conciencia podemos ser considerablemente más conscientes de lo que éramos sólo momentos antes. Al reconocer el hecho de tales variaciones en nuestra conciencia llegamos a lo que es quizás la primera teoría provisional sobre que la conciencia parece ser un continuo. Es decir, los rangos de conciencia que percibimos parecen encajar muy bien en un continuo que se extiende desde un profundo sueño inconsciente hasta la conciencia más lúcida. Qué tan lejos va esto?, Qué tan conscientes podemos estar de ello?, es difícil de decir (si de hecho hay algún límite). Podemos haber tenido experiencias de una calidad de conciencia que parecen lejanas, extraídas de nuestros relativamente magros intentos de aumentar la conciencia, pero al menos puede decirse que tales estados elevados de conciencia no están fuera de la posibilidad, que ellos están en el mismo continuo, y es posible que estos elevados estados pueden de alguna manera ser alcanzados intencionalmente, si podemos continuar aumentando nuestros esfuerzos exitosos para ser más conscientes en la vida. En cualquier caso, a menos que alcancemos un punto en el que seamos incapaces de aumentar nuestra conciencia por esfuerzos adicionales personales, parece deseable continuar haciendo esfuerzos para aumentar la conciencia mientras los esfuerzos sean fructíferos. La Práctica de Conciencia - The Practice of Consciousness La práctica de conciencia puede realizarse haciendo esfuerzos para ser conscientes de nosotros mismos en cualquiera y todas las situaciones. Si resolvemos ser continuamente conscientes de nosotros mismos a lo largo del día, primero descubrimos que no podemos hacerlo. Constantemente nos distraemos y, si somos honrados con nosotros mismos, debemos admitir que nos pasamos nuestro día más distraídos que conscientes. Esta distracción general puede verse como una clase de conocimiento preciso;...
ANTERIOR
Somos lo que comemos CUANDO COMER NO SIEMPRE ES ALIMENTARSE Nutrición adecuada = Vida saludable Una buena alimentación, sana y equilibrada, ajustada a cada etapa de la vida, reporta bienestar al organismo y previene el desarrollo de enfermedades. Cuando Hipócrates dijo "deja que la comida sea tu medicina y la medicina tu comida", no imaginaba la sobreoferta alimentaria actual. Sin embargo, esa primera relación entre alimentos y salud, establecida por el padre de la medicina hace más de dos mil cuatrocientos años, persiste hasta nuestros días como una suerte de axioma. Para la Organización Mundial de la Salud elegir una alimentación adecuada no solo refuerza el sistema inmunológico sino que también previene el desarrollo de patologías ligadas a la malnutrición tales como obesidad, dolencias cardiovasculares, distintos tipos de cáncer, diabetes e hipertensión. "En el siglo XIX, se hablaba de enfermedades contagiosas, como la sífilis o la tuberculosis y ahora, nos encontramos con enfermedades crónicas no transmisibles ligadas a la nutrición", señala la Lic. María Emilia Mazzei, desde la Fundación Cardiológica Argentina. ¿Qué comer entonces?. ¿Cómo organizar una dieta saludable?. Para la médica endocrinóloga María Ana Sina, un plan alimentario debe ser: "completo, porque tienen que estar todos los alimentos; suficiente, en cuanto a las cantidades necesarias para cada persona; proporcionado en los alimentos entre sí, porque de nada sirve comer sólo carne o pastas, y tiene que ser adecuado para cada situación y etapa de la vida." Qué, cómo, cuándo? La Lic. Mazzei señala que comer "no implica una nutrición conveniente" y para que ésta se logre es necesario asegurar la ingesta de los alimentos de los cinco grupos básicos: almidones, verduras y frutas, proteínas (carnes, quesos, huevos), lácteos y sustancias grasas. (ver recuadro) A las demandas y necesidades nutricionales que el organismo necesita para mantener sus funciones vitales y regenerar las células perdidas, se suma la posibilidad de seleccionar los alimentos más saludables. "Podemos llamar al delivery" - señala la Dra. Sina- pero en vez de pedir milanesas con papas fritas, elegir un cuarto de pollo al limón con ensalada. Los vegetales, por su alto contenido en fibra, pueden prevenir el cáncer de colon, porque ayudan a que los intestinos estén regularizados. Además, comer mucha cantidad de vegetales también disminuye el riesgo de obesidad." Para la profesional, lo importante es la moderación. "En un plan nutricional amplio, no hay alimentos prohibidos, ni siquiera las grasas. Distinto es el caso de aquellas que requieren restricciones sobre algunos alimentos porque presentan alguna patología como los celíacos, los diabéticos, o algún trastorno digestivo o hepático." El programa Educando, de la Fundación Cardiológica Argentina -que apunta a prevenir las enfermedades cardiovasculares desde la niñez- define dos grupos alimentarios: el Amigo preferido, que debe estar siempre y el Amigo ocasional, que puede estar "puntualmente". "Por ejemplo" - señala Mazzei- " no prohibimos la manteca, pero sugerimos no consumirla todos los días. O bien, si un hipertenso consume una rodaja de jamón crudo y la acompaña con tomate, que es rico en potasio, reduce los efectos. Pero, si se...

David Huerta

"Never believe anything you hear and only half believe what you see " Seek the truth is hidden

Andy Green94
Ibnu Abas
Alex Beattie
Samantha J Watson
Terie
Dinchy
Delia Dorn
Kathleen Maher
N/A
brucejefferson1
EC Rodriguez
Lana Belle
Charivna
Paul Chaney
Laura G
The In Touch Traveler
mondomedeusah
JJ
Tim Null
Will Clark
Asa_A.Santangelo
Tina
Rebecca
redidecore
bella
Bino
Kiwishaver
Jewelry Handcrafted Fashion Designs
Philip Cooper
Eyecatchers & Wind In The Willow
indybootcamps
indyfitkids
Suzy
Shannon Venable
Blogs.com Editors
AVATAR

Hazte fan

Últimos comentarios

 

By the use of knowledge to raise awareness.


 

Warning: Read this blog can radically change your thinking.


http://davidhuerta.typepad.com/about.html

http://es.flavors.me/wideawakeness

Awareness's blog

↑ Grab this Headline Animator

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

directorio y promoción de blogs ¡Haz click y Vota este sitio en TOP-WEBS.com!! Promoción de Blogs adoos.com.mx