10/20/2010

SIGUIENTE
Adios a las Armas, por John Carlin  TRADUCCIÓN Y ADAPTACIÓN LUCIANO SALELLAS Para aquellos afirmados en la única superpotencia líder mundial, losvientos digitales soplan fríos a través del brillo triunfante de la post guerra fría. La gente en Washington juega muchos juegos, pero ninguno con intereses tan altos como el del “día después”. Jugaron una versión de éste en las profundidades de la guerra fría, esperando que el ejercicio sacudiera levemente algunas ideas brillantes para una respuesta estadounidense al ataque nuclear. Ellos juegan esto otra vez hoy, pero el escenario ha cambiado - ahora se preparan para la guerra de la información. El juego toma a 50 personas, en cinco equipos de diez. Para asegurar unacompetición justa y fructuosa, cada equipo incluye espías de la CIA, agentesdel FBI, policías foráneos expertos, miembros del Pentágono, geopolíticos de la NSC, - no miembros que estén unos contra otros. El “Día después” comienza en una sala de informes del Departamento deDefensa. Los grupos son presentados con una serie de incidentes hipotéticosque habrían ocurrido en las últimas 24 horas. El sistema de telecomunicaciones de Georgia ha sido inutilizado. El sistema de seguimiento ferroviario New York– Washington falló provocando una colisión frente a frente. El sistema decontrol de tráfico aéreo ha colapsado. Una bomba ha explotado en una basedel ejército en Texas. Etc. etc. Los equipos se establecen en salas separadas durante una hora en la cual preparan informes para el Presidente. “No se preocupe. Estos son incidentes aislados, un juego desafortunado de coincidencias” es una posible conclusión.Otra conclusión podría ser “Alguien, estamos tratando de determinar quién,parece tener a Estados Unidos bajo un ataque a gran escala”. O tal vez sólo“Se concluye que son los sospechosos habituales de la milicia”. El juego continúa un par de días más tarde. Las cosas han ido de mal en peor. La electricidad desaparece en cuatro estados del noreste, el abastecimiento de agua de Denver se ha secado, el embajador estadounidense en Etiopía ha sido secuestrado, y terroristas han secuestrado un avión 747 de American Airlinesen ruta hacia Roma. Mientras tanto en Teheran los Mullah intensifican suretórica contra “El Gran Satán”; tanques iraníes se mueven hacia Arabia Saudita. Christiane Amanpour (de CNN) con chaleco antibalas reporta en vivo desde las afueras de la embajada norteamericana en Addis Ababa. Elperiodista Peter Jennings, de ABC, entrevista a George Stephanopoulos sobreel estado de ánimo del presidente. Mientras tanto, los satélites sobre Estados Unidos dejan de funcionar. Dios, dijo Voltaire, se encuentra del lado de los grandes batallones. No más. Ya no. Ya no del lado de los más ricos, y aunque esto a usted lo sorprenda, y parezca muy extravagante. La tecnología de la información es un gran ecualizador, una nueva mano que puede mover las escalas del poder. Y Para aquellos sobre los terraplenes de la única superpotencia líder mundial, los vientos digitales soplan fríos a través del brillo triunfante de la postguerra fría. Considere esta letanía: Del antiguo director de la NSA John McConnell: “Somos más vulnerables que cualquier otra nación sobre la Tierra”. O del...
ANTERIOR
Histeria Colectiva La histeria como alteración funcional expresada a través de síntomas somáticos ha sido estudiada por la medicina desde tiempos remotos. La psiquiatría y el psicoanálisis están en deuda con esta entidad nosológica, ya que deben gran parte de su surgimiento y consolidación al estudio de la misma. A finales del siglo XIX el psicoanálisis vinculó la sintomatología histérica con expresiones simbólicas de conflictos psíquicos vinculados a la sexualidad, sin embargo, a lo largo del siglo XX trasladó su interés de los efectos de la sexualidad reprimida y sus síntomas hacia el tema de la identidad del individuo, su construcción y sus alteraciones. El siglo XXI está retando a las ciencias de la salud mental con un fenómeno poco usual pero que se presenta en diversas latitudes: la histeria colectiva. El reto no sólo es para las ciencias de la salud mental, incluye también a las ciencias de la educación ya que una de las características de este fenómeno es su manifestación principalmente en las instituciones escolares. Para focalizar sobre estos retos nos referiremos al interesante caso de la Villa de las Niñas en el estado de México. Recientemente 600 niñas participaron en un brote epidémico de histeria colectiva. Los síntomas principales: dolores musculares, de cabeza, además de náuseas, vómito, fiebre y parálisis muscular. Los familiares de algunas de las niñas acudieron al internado y tuvieron que cargarlas para poder trasladarlas a diversos hospitales ya que las niñas no podían caminar. Una vez en dichos nosocomios, las niñas empezaron a recuperar la marcha y a liberarse de los otros síntomas. El brote inició en octubre de 2006 con una alumna, en noviembre del mismo año dos niñas más reportaron los mismos síntomas, en febrero del presente año la cifra creció a doscientos y actualmente a seiscientos. Las autoridades de salud intervinieron descartando factores orgánicos en la etiología de la situación, posteriormente consideraron el diagnóstico de trastorno conversivo epidémico. Este trastorno hace referencia a lo que tradicionalmente se denomina histeria colectiva o histeria de masas. Se trata de un fenómeno grupal o colectivo en donde los afectados generalmente son jóvenes (se consideran muy susceptibles el género femenino que oscila entre los 11 a los 15 años), quienes desarrollan síntomas como mareo, vértigo, diarrea y alteraciones en la marcha, y que no posee una explicación biológica demostrable, además de estar asociados a factores de estrés. Los casos recientes de trastornos conversivos epidémicos han ocurrido principalmente a nivel educativo medio (secundaria), con adolescentes sometidos a diversas situaciones de estrés. En el caso de Villa de las Niñas, uno de los factores de estrés a los que están sometidas las adolescentes internas, son las medidas disciplinarias propias en una escuela de inspiración tradicional como ésta, sin embargo, el contexto organizacional y los aspectos cultural-simbólicos de la misma institución escolar (el carácter religioso del instituto), hacen de los castigos disciplinarios (correr descalzas varias hectáreas del predio, limpiar el estiércol de los borregos) una importante fuente de estrés. Los síntomas comunican lo que no puede ser expresado...

David Huerta

"Never believe anything you hear and only half believe what you see " Seek the truth is hidden

Andy Green94
Ibnu Abas
Alex Beattie
Samantha J Watson
Terie
Dinchy
Delia Dorn
Kathleen Maher
N/A
brucejefferson1
EC Rodriguez
Lana Belle
Charivna
Paul Chaney
Laura G
The In Touch Traveler
mondomedeusah
JJ
Tim Null
Will Clark
Asa_A.Santangelo
Tina
Rebecca
redidecore
bella
Bino
Kiwishaver
Jewelry Handcrafted Fashion Designs
Philip Cooper
Eyecatchers & Wind In The Willow
indybootcamps
indyfitkids
Suzy
Shannon Venable
Blogs.com Editors
AVATAR

Hazte fan

Últimos comentarios

 

By the use of knowledge to raise awareness.


 

Warning: Read this blog can radically change your thinking.


http://davidhuerta.typepad.com/about.html

http://es.flavors.me/wideawakeness

Awareness's blog

↑ Grab this Headline Animator

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

directorio y promoción de blogs ¡Haz click y Vota este sitio en TOP-WEBS.com!! Promoción de Blogs adoos.com.mx