12/03/2011

SIGUIENTE
Sangre artificial: esperanza y realidad La carrera por encontrar un sustituto a la sangre está en una fase de altas expectativas Desde hace muchos años, lograr sangre artificial es uno de los objetivos de la medicina moderna. Las necesidades de sangre son cada día mayores y los recursos siempre limitados. Esto sin tomar en consideración los efectos secundarios que puede originar una transfusión sanguínea, a pesar de que los bancos de sangre nunca han podido trabajar con tanta seguridad como ahora. Si la búsqueda es importante para la sociedad en general, también lo es —y por razones bien distintas— para el ejército norteamericano, que cada año, desde hace décadas, está financiando estudios de investigación para que un día sea realidad el poder fabricar sustitutos de la sangre: la llamada sangre artificial. Recientemente, acaban de hacerse públicos a través de los medios de comunicación los resultados de un sustituto de la sangre. Se ha ensayado, aparentemente con éxito, en 20 hospitales de Estados Unidos. Se trata del PolyHeme, un polímero de hemoglobina que permite hacer transfusiones de urgencia sin necesidad de conocer el tipo de sangre del receptor-enfermo. Se aplicaría fundamentalmente a víctimas de accidentes y otros traumatismos que causan hemorragias y que, de otra manera, correrían el riesgo de morir por hemorragia aguda. Su fabricante es la compañía Northfield de Evanston, en el estado de Illinois. El estudio se inició en la ciudad de Denver, en Colorado. En cierta manera es la continuación de una trágica historia de la medicina, en la que más de 20 personas fallecieron al ser tratadas con otro sustituto de la sangre. Desde aquel desgraciado episodio, cada vez que se habla de sangre artificial surge siempre la preocupación por la seguridad y sus posibles efectos secundarios. En este caso, los enfermos se seleccionaron de manera aleatoria para recibir por vía intravenosa PolyHeme o suero salino estándar, en el propio lugar del accidente o en ruta hacia el hospital. En una práctica inusual, los investigadores no solicitaron el consentimiento informado, ya que en caso de politraumatismos, como en los accidentes automovilísticos, los enfermos están por lo general inconscientes o en estado de shock. Hay una excepción federal que, en casos de urgencia y en los que una intervención rápida puede salvar una vida, permite a los investigadores no tener que obtener el consentimiento informado del accidentado o de algún familiar. El primero de los citados raramente se encuentra en situación cognitiva estable, y el segundo no está en la escena de los hechos. La excepción requiere que la investigación planeada sea hecha pública en la comunidad donde vaya a ser aplicada. Desde su aprobación, la FDA ha aprobado alrededor de 15 estudios de este tipo. El PolyHeme es capaz de transportar oxígeno y puede almacenarse hasta un período de un año. Se sabe que la hemoglobina pura no puede utilizarse, ya que es tóxica para los riñones. Pero no es así si se fabrica un polímero —la combinación de varias moléculas de hemoglobina unidas químicamente— como es el caso del nuevo...
ANTERIOR
Mi credo humanista, Albert Einstein Si anhelamos con sinceridad y pasión la seguridad, el bienestar y el libre desarrollo del talento de todos los hombres no hemos de carecer de los medios necesarios para conquistarlos. A. Einstein. Pocos hombres de su nivel intelectual han dado pruebas tan extremas de altruismo y de generosos sentimientos como este sabio que exhibía la nobleza y a veces el candor y la modestia de los que son realmente grandes. Todas las tribunas le fueron aptas para movilizar el espíritu de la gente sin distinción de razas ni credos. Estuvo fraternalmente cerca de pacifistas como Mahatma Gandhi, Bertrand Russell y Romain Rolland. Además, prestó su colaboración espontánea y sincera a los movimientos que en su tiempo bregaban por la libertad de las minorías oprimidas. Se hallaba convencido de que era posible eliminar los nacionalismos fanáticos, y que la humanidad deseaba unirse en favor del progreso y la cultura, para lo cual le era indispensable borrar las fronteras y eliminar el servicio militar obligatorio, al que consideraba una ofensa permanente contra la dignidad humana. Creía, con Franklin, que no hubo nunca una mala paz ni una buena guerra, aferrado a su moral concreta forjada en la observación y en los hechos. El pacifismo de Einstein carece de retórica y va directamente a los problemas planteados por el nuevo impulso que la ciencia dio a la tecnología militar. Nadie conocía mejor que él el efecto destructor de las armas modernas, y en cierto modo resulta una ironía que quien descubrió la clave para desintegrar el átomo debía convertirse en el detractor sistemático de su perfeccionamiento y empleo. Se ha pretendido ver en esta actitud del gran físico una flagrante contradicción. Sin embargo, el científico en su caso y en el de los que le precedieron, pretende arrancarle los secretos a la naturaleza y en esta tarea tan compleja recibe no pocas sorpresas y acepta tremendos desafíos. Su labor no está limitada por factores morales. La ciencia es ajena a todos los códigos posibles y sólo tiene como norma penetrar en el misterio que le rodea. La tragedia aparece cuando el poder político- dominado siempre por oscuros intereses- decide sobre el uso de ciertos descubrimientos y sus posibilidades de aplicación. Entonces la elección no está en manos del científico ni se le consulta en cuanto al problema ético que puede creársele. En la mayoría de los casos se ve obligado a ceder, acorralado por la tradición, el patriotismo, la defensa de la nacionalidad y otros prejuicios ante los cuales su filosofía moral, siempre débil, si existe, se hunde irremediablemente. Recuerda él mismo el caso de Alfred Nobel, descubridor del explosivo más poderoso de su tiempo y que, después, quizá para acallar su conciencia culpable, estableció el premio para la paz y otros de orden cultural. No cabe duda que Einstein, el físico, convertido en una especie de ídolo universal, debió reconstruir su mundo moral a partir de la aparición del nacionalsocialismo. También se vio constreñido a asumir su conciencia judía, hasta entonces un...

David Huerta

"Never believe anything you hear and only half believe what you see " Seek the truth is hidden

Andy Green94
Positive Thoughts
Ibnu Abas
Alex Beattie
Samantha J Watson
Terie
Dinchy
Delia Dorn
Kathleen Maher
Anne-Marie
brucejefferson1
EC Rodriguez
Lana Belle
cbmilne33
Charivna
Paul Chaney
Laura G
The In Touch Traveler
mondomedeusah
JJ
Tim Null
Will Clark
Asa_A.Santangelo
Tina
Rebecca
redidecore
bella
Bino
Andrew James
Jewelry Handcrafted Fashion Designs
Philip Cooper
Eyecatchers & Wind In The Willow
indybootcamps
indyfitkids
Suzy
Shannon Venable

Hazte fan

Últimos comentarios

 

By the use of knowledge to raise awareness.


 

Warning: Read this blog can radically change your thinking.


http://davidhuerta.typepad.com/about.html

http://es.flavors.me/wideawakeness

Awareness's blog

↑ Grab this Headline Animator

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

directorio y promoción de blogs ¡Haz click y Vota este sitio en TOP-WEBS.com!! Promoción de Blogs adoos.com.mx